Mkt Politico

download Mkt Politico

of 82

  • date post

    29-Jan-2016
  • Category

    Documents

  • view

    217
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Libro sobre marketing politico

Transcript of Mkt Politico

Este libro contiene todas las informaciones necesarias para conducir una campaa electoral

Este libro contiene todas las informaciones necesarias para conducir una campaa electoral. Es una gua detallada que provee, ordenadamente, las instrucciones para el uso de los instrumentos que componen el Marketing poltico. Permite formular e implementar de la manera ms eficaz una estrategia electoral. Con este propsito analiza los mtodos de estudio del electorado y los distintos pasos necesarios a la formulacin de la estrategia. Explica el uso de los medios de difusin en las campaas de comunicacin y, por ltimo, describe la manera de organizar los recursos humanos en las actividades de campaa. Escrito de una manera llana y precisa, este "Manual..." es una referencia imprescindible para candidatos, publicistas y militantes polticos. El anlisis minucioso, pieza por pieza, de la maquinaria que mueve una campaa electoral, hace este libro de gran inters, adems, para todos los que quieren visitar esta parte poco conocida de la mecnica de nuestra democracia.Este libro es una segunda versin aumentada del "Manual de Marketing Poltico" publicado por la Editorial Fin de Siglo en el ao 1994. Si bien la teora y la prctica de las campaas electorales no han variado de manera sustantiva en los ltimos ocho aos, s lo han hecho, de manera importante, las reglas de juego electorales en la mayora de los pases latinoamericanos. Este manual fue concebido como una herramienta para el trabajo electoral. Como toda herramienta, no puede hacer abstraccin del material sobre el cual trabaja. Al cambiar las reglas de juego electorales de las democracias latinoamericanas, cambian las tcnicas ms adecuadas para el trabajo electoral. Estas nuevas reglas cambian radicalmente las bases para la formulacin de estrategias, para la utilizacin de medios y para la organizacin de las campaas. La obligatoriedad o no obligatoriedad del voto en ciertos pases, de acuerdo a los cambios en el sistema electoral, hace necesario incorporar ajustes en los diseos de estrategia. La no obligatoriedad de participar en elecciones internas, refuerza la importancia de ciertos medios directos de acceso a los electores y de movilizacin, especialmente el canvassing. Las elecciones internas a padrn abierto, en donde puede participar todo el cuerpo electoral y no unicamente los afiliados a los partidos, crea la circunstancia del "voto extrapartidario", es decir de un cierto nmero de personas que prefiere, por diversos motivos, intervenir en una eleccin interna de un partido que no ser el de su preferencia en la eleccin nacional. Esta ltima circunstancia hace necesaria una cuidadosa evaluacin de ciertos componentes de estrategia, especialmente en la seleccin y el tratamiento de los grupos-objetivo de la campaa y en los contenidos del discurso. La incidencia de las nuevas reglas en las estrategias es evidente tambin cuando pensamos en un contexto de ballottage, que es una disposicin que se ha extendido ltimamente a la mayora de los pases del continente, donde debemos contar con los votos de adversarios polticos para poder ganar en una segunda vuelta. La separacin en el tiempo de las elecciones municipales y nacionales, novedad para algunos pases, es igualmente relevante; porque podrn hacerse elecciones de contenido realmente local, sin estar supeditados al discurso y a las opciones de nivel nacional. Existirn candidatos a Intendente, adems, que puedan aspirar a ser electos por alianzas circunstanciales de diversos partidos. Todos estos aspectos, que hemos aludido muy brevemente aqu, hacen necesario contar con una revisin del "Manual de Marketing Poltico", en la perspectiva de las nuevas reglas de juego electorales. Existen tambin otras novedades que responden a cambios tecnolgicos, como la utilizacin de pginas web en Internet, las cuales son examinadas en la perspectiva de su inters y de sus lmites como instrumentos accesorios de campaa. INTRODUCCIN El concepto de Marketing Poltico ha comenzado a hacerse realmente conocido, en Amrica Latina, en la ltima dcada. Con toda seguridad, las prximas campaas electorales harn cada vez ms familiar esta idea. Generalmente se asocian con el trmino de marketing poltico o marketing electoral connotaciones de manipulacin de las percepciones y opiniones de la gente, mediante recursos sofisticados de comunicacin, principalmente a travs de la televisin. Frecuentemente se piensa que estos procedimientos determinan una influencia decisiva sobre las voluntades de los electores, lo cual hace suponer que en una democracia el poder lo detenta, en la prctica, quien mejor puede utilizar los medios de difusin. Esta intuicin se ve reforzada por algunas ficciones. En el final de la pelcula "Power" se sugiere que en la tecnologa de comunicacin reside la verdadera soberana de un pas. Como en toda ficcin, se recogen partes de la realidad, pero muchas veces la exageracin de ciertos aspectos de un problema terminan desnaturalizndolo y dificultando su comprensin.Lo viejo y lo nuevo. En trminos cotidianos, el mrketing poltico es la bsqueda de votos con el auxilio de la tecnologa. Hay mucho menos novedad en esta materia de lo que podra suponerse, mas bien una simple evolucin. Los polticos tradicionales trataban de obtener votos mediante la utilizacin de dos tcnicas bsicas: el conocimiento personalizado de su electorado y la elocuencia. Conociendo la gente podan tener presente sus gustos, intereses y puntos sensibles, informacin preciosa a la hora de hacer sus discursos. De esta manera el candidato elocuente y conocedor de su pblico predicaba sobre terreno frtil, arrancaba aplausos y ganaba adhesiones. El Marketing Poltico supone la evolucin de las tcnicas de conocimiento del electorado y de las tcnicas de comunicacin. Al hacerse masivos los cuerpos electorales, al contarse los electores por millones y no por cientos o miles, el conocimiento personalizado de cada uno de ellos, a la manera del viejo candidato, cuenta poco. De la misma manera, la elocuencia personal e intuitiva, se complementa con formas ms eficaces de comunicacin y persuasin. El esquema tradicional del poltico, conocimiento del electorado y comunicacin, es, sin embargo, permanente. Al conocimiento personalizado de los electores, tradicional, se sustituye el estudio del electorado, mediante tcnicas de encuestas de opinin, anlisis cualitativos,etc. La comunicacin poltica se implementa siguiendo una estrategia, dictada por las peculiaridades del electorado y de acuerdo a los objetivos del candidato, con el auxilio de variados medios de difusin masiva.El marketing y la poltica. A priori parecera inadecuado utilizar la palabra marketing, que supone conceptos como mercado, producto, venta consumidor, beneficio, etc, a una realidad como la poltica, que parece circular en otros rieles, o pertenecer a otro universo de fenmenos. Sin embargo, sin querer violentar los significados, podemos considerar ciertos aspectos centrales de la vida poltica de los pases, utilizando ideas anlogas a las de la economa. En principio podemos considerar a los partidos polticos como empresas y a los polticos como empresarios. Los partidos pueden ser vistos como empresas polticas que producen bienes polticos (ideologas, servicios polticos, decisiones, etc). Los productos polticos de partidos y candidatos constituyen la oferta poltica de un pas en un determinado momento. A esa oferta se corresponde una demanda de la sociedad o del cuerpo electoral. Esa demanda puede estar compuesta por necesidades de autoridad o de libertad, de justicia o de eficacia, etc,etc. Las empresas polticas actan en un mercado poltico donde intervienen las ofertas y demandas polticas. Cada empresa poltica tiene una imagen y una marca institucional. Socialistas o liberales, conservadores o democristianos. Los electores pueden ser vistos como consumidores de bienes polticos. Un candidato o un partido se "vender" bien cuando la oferta poltica de ese candidato o partido sea percibida por los electores como la que mejor satisface la demanda poltica. Esta demanda siempre es compleja y, normalmente, latente. Con un procedimiento de marketing se busca, mediante el estudio detallado del electorado, conocer pormenorizadamente la demanda poltica; con la comunicacin poltica se busca que la oferta del candidato satisfaga lo mejor posible esa demanda del electorado. Este procedimiento no es, como podra percibirse y parafraseando a Lenin, "la demagogia ms la electricidad". La demanda social tambin pide ideas propias, honestidad, confianza, competencia; por lo que una simple devolucin, tipo boomerang, de los deseos sociales no sera necesariamente lo ms eficiente. La demagogia es frecuente, con o sin medios refinados, y muchas veces gana, por diferenciacin, una propuesta creativa, basada en la demanda de renovacin.La organizacin del trabajo. Este libro es un manual. Quiere ser una gua simple, y accesible a todos, de los procedimientos que deben seguirse para que cada partido o candidato pueda aprovechar al mximo sus potencialidades, organizando una buena campaa electoral. Se dice que ninguna campaa, por mejor que sea, hace ganar, por s sola, a un candidato; pero que una mala campaa s puede hacer perder una eleccin a cualquiera. Este principio habla tanto de la importancia como de los lmites del marketing poltico. En cuanto manual, este libro es un conjunto de orientaciones generales. Pretende ser til como visin global del "ciclo productivo" de una campaa. En ese sentido es como una especie de mapa que gua al candidato en las distintas instancias que deber recorrer desde que presenta su candidatura hasta el da de la eleccin. Este manual no sustituye, obviamente, la consulta a los tcnicos competentes en cada uno de los pasos de la campaa, pero permite decidir mejor qu tipo de tcnicos, cundo y para qu deben ser contratados. Este trabajo ayuda al candidato a mantener el control conceptual de la campaa y a ser l mismo el director de campaa, o, en todo caso, decidir en pleno con