Mensaje de La Europa Nordica

download Mensaje de La Europa Nordica

of 148

  • date post

    29-Dec-2015
  • Category

    Documents

  • view

    40
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Libro de Víctor Raúl Haya de la Torre

Transcript of Mensaje de La Europa Nordica

  • Mensaje de la Europa nrdica

  • ndice

    Por qu la reedicin de Mensaje de la Europa nrdica?

    Mensaje de Haya de La Torre desde la Europa nrdica

    Advertencia del autor

    Primera parte

    Los pueblo enrgicos

    Una visita al palacio de la Corte Mundial. Eplogo del asilo

    La Europa que no nos dejan ver. Qu llamaran ustedes una democracia ideal?

    Hacia la federacin europea

    Por qu me llaman presidente Puntos polmicos sobre Indoamrica

    Un libro francs sobre la Amrica Latina

    Carlos V ha vuelto a Blgica

    Segunda parte

    Pars o Escandinavia?

    Suecia, pueblo feliz

    En el Parlamento sueco

    El asilo territorial en Suecia

    Bernadotte e Indoamrica

    Las huellas del precursor en Suecia

    Vacaciones para las seoras casadas

    Un reto noruego

    Una epopeya escultrica de la vida. El famoso parque Vigeland de Oslo

    Un viaje al pas de los lapones noruegos

    El crculo polar rtico

    El prohombre del Kon-Tiki

    En el nido de los cisnes Finlandia, punta de lanza de la democracia

    Finlandia y su tnel sovitico La experiencia de la sauna

    Tercera parte

    Groenlandia: tierra sin rboles de un pueblo sonriente

    Rumbo a Groenlandia

    Introduccin a Groenlandia

    Encuentros en la ruta del mar polar

    Paisaje, imaginacin y smbolo

    Interrogante de un designio civilizador

    Farvel, Groenland! Groenlandia observada por un hombre del pas de los incas

    El sorprendente resurgimiento de Alemania

    La catedral de Colonia

    Otra vez en la catedral de Colonia

    El rescate artstico de Kassel

  • Cuarta parte

    In memriam Albert Einstein

    What is wrong with the world? Por qu anda mal el mundo?

    Coexistencia, garanta estable?

    Nehru, gua del buen camino

    Y despus de Ginebra, qu?

    Una guerra industrial y el enfrentamiento de dos filosofas Monsieur Spaak, portavoz del common sense

    Est triunfando la diplomacia rusa?

    Los cambios de la poltica rusa y las reacciones de la opinin pblica

    El cambio en la conciencia de los hombres

    La historia como fcil y elegante relato

    Problemas inquietantes

    La Italia democrtica y prspera

    Eplogo

  • Por qu la reedicin de Mensaje de la Europa nrdica?

    En primer lugar, hay que interpelar la historia. En qu medida las transformaciones

    de la historia en los ltimos cincuenta aos han modificado realmente la historia? La

    respuesta la hallamos en la lectura de los sucesos en el ltimo medio siglo.

    Qu era Escandinavia antes de la Segunda Guerra Mundial? Salvo el caso de

    Suecia, que alguna vez se alz como una potencia en medio de verdaderas potencias

    mundiales, tanto Dinamarca como Finlandia, Noruega y las islas y fiordos del mar del

    Norte, solo pudieron ejercer alguna influencia en el campo europeo cuando unieron sus

    intereses, es decir, durante cortos periodos que terminaban casi siempre en asambleas

    diseminadas a lo largo de toda la Escandinavia justamente, desde Copenhague hasta

    Reykjavk.

    Cuando Haya de la Torre lleg al mar del Norte, durante su primer destierro,

    encontr que los pases nrdicos estaban formando alianzas para el desarrollo. Se

    haban combatido muchas veces. La sangre fraternal pintaba sus historias. En los

    ltimos doscientos aos se haban enfrenado entre s muchas veces, ms an de lo que

    se haban enfrentado Alemania y Francia, o Espaa y los reinos italianos. Las guerras

    balcnicas apenas si eran escaramuzas comparadas con las conflagraciones que haban

    perpetrado los pueblos escandinavos contra otros pueblos escandinavos.

    Ahora era el tiempo de la paz. La amenaza externa, la que provena del Tratado de

    Versalles como de la Alemania resurgente, los empujaba a la unificacin. Le cupo un

    papel especial en esto a los partidos de la socialdemocracia, con los que Haya de la

    Torre tuvo siempre especial afinidad.

    Tal como afirma un historiador del aprismo, Haya de la Torre asisti a la

    construccin de esta confederacin nrdica tanto como al derrumbamiento de la Rusia

    sovitica, y no a la edificacin de ningn socialismo, ya que los jefes bolcheviques,

    entre purgas y destierros a Siberia, se empezaban a perseguir entre s hasta la

    consumacin del estalinismo, o lo que Haya de la Torre llam, el primero, capitalismo

    de Estado o socialimperialismo.

    Algunas dcadas ms tarde, en su segundo destierro, el lder indoamericano

    presenci la consolidacin de la nueva Europa nrdica. La justicia social de pan con

    libertad que l preconizaba desde la dcada de 1920 era una realidad en los pases

    escandinavos. l, que era el verdadero creador de la tercera va, se encontraba cara a

    cara con la realidad objetiva: sus ideas se haban plasmado en otro espacio-tiempo

    histrico.

    Adems de todo eso, ya desde 1950 a raz de un acuerdo sobre produccin metalrgica entre Alemania y Francia apareca muy slido en el firmamento poltico europeo lo que en l era sueo y oriflama de juventud: la integracin de los pueblos

    continente.

    As, por un lado, la justicia social de pan con libertad y, por el otro, la integracin de

    pueblos continente hicieron que Haya de la Torre se sintiera satisfecho con el trabajo

    intelectual y de lectura dialctica de la realidad que haba protagonizado en Amrica

    Latina, entonces, durante treinta aos.

    No se haba equivocado, ni aun cuando arreciaban las ideologas flamgeras de la

    derecha occidental (el nazismo, el fascismo, el franquismo) o del comunismo orgistico

    de las primeras dcadas del siglo XX. Su pensamiento, que primero haba sido un

    pen, un islote, ahora se haba transformado en un continente.

    Haya de la Torre viva en la pobreza. Era su sino. Pero se las ingeniaba para viajar

    por toda Escandinavia.

  • Conoci las zonas ms extremas de los pases nrdicos con la finalidad de

    cerciorarse, conocer y graficar cmo funcionaba el sistema que, respetando los derechos

    humanos y la naturaleza, poda traer los capitales que necesitaba para su desarrollo.

    l haba desconfiado siempre de los parasos porque nunca dej de ser un hombre de accin y un poltico de realidades, pero la Europa nrdica le pareca que reuna las

    cualidades de su propia lectura de la realidad y la de sus propuestas, que tanto haban

    sido tergiversadas en su Indoamrica, por culpa de la demagogia y del inters

    subalterno.

    Cualquiera que lea este libro puede pensar que se trata de una crnica de viajes de

    un periodista ms o menos turista. De ninguna manera. Haya de la Torre busca en todo

    momento retratar las sociedades escandinavas. Viaja a Groenlandia, camina con los

    lapones, vive sus vidas. Ms tarde, se interna en el mar de los fiordos y luego asiste a

    cuanta conferencia o asamblea se d en los Parlamentos escandinavos.

    Los problemas sociales y las demandas de las juventudes nrdicas no le fueron

    ajenos. Supo que un paso trae como consecuencia el siguiente. l era un hombre

    dialctico y saba que no existen los parasos en este mundo. Eso quiere decir que la

    democracia debe caminar, como deca Thomas Jefferson, en bsqueda de la felicidad.

    Haya de la Torre consolida su ideologa con este libro. Este es el libro que se

    identifica con esa consolidacin. Ahora lo sabemos, y lo aprendimos ya en la dolorosa

    experiencia de las vicisitudes.

    Haya de la Torre lo supo muchas dcadas atrs. Por eso es que nunca sabremos

    cunto hubiera avanzado el Per y Amrica Latina en su conjunto si la banda presidencial hubiera cubierto tambin su pecho.

    No es tarde aunque hayamos tardado, dice el personaje shakespeareano. Esta edicin

    de homenaje es la demostracin de que su camino marc tambin el camino de nuestra

    generacin, como an sigue sealando el de las generaciones que vienen enseguida.

    Doctor Fidel Ramrez Prado, PhD

    Rector de la Universidad Alas Peruanas

  • Mensaje de Haya de la Torre desde la Europa nrdica

    En la categora de mensajes encontramos toda la literatura universal. Las epstolas paulinas, las

    encclicas papales y las cartas de desterrados tambin lo son. Todas ellas son las manifestaciones de la

    vida en paralelo con las experiencias ms autnticas de las sociedades de todos los tiempos.

    Por esta razn, Haya de la Torre titul la obra como Mensaje. Y esa es la esencia de este libro.

    Es un mensaje porque compromete la semntica de la obra: el descubrimiento de sociedades, la

    reflexin sobre el hombre en los extramuros del planeta, la observacin de la conquista de los retos, y la

    comparacin entre pueblos dismiles en su geografa, pero semejantes en su fisonoma vital. Todo ello

    forma parte de esta obra.

    Para elaborarla, su epopyico autor se intern en el corazn de Groenlandia, en las primeras estepas

    nrdicas sobre el paralelo sesenta y nueve y en lo profundo del sol de medianoche y las auroras boreales.

    Qu pudo inducir a Haya de la Torre a acometer empresa de tan singular objetivo? La pregunta tiene

    una respuesta contundente: la vivencia, que es observacin autntica y no turstica. Como toda su vida fue

    una bsqueda de la verdadera revolucin, tena que adentrarse en la maraa de los pueblos que haban

    emprendido la conquista del pan sin desmedro de la libertad.

    Este libro responde, en primer lugar, a las inquietudes de su autor. Enseguida, a las de sus discpulos

    y lectores.

    Cuando Haya de la Torre empieza a escribir los artculos que integran este libro, ha pasado ya por la

    experiencia del asilo poltico. Sab