De La Disciplinariedad a La Transdisciplinariedad Del Conocimiento

of 24 /24
DE LA DISCIPLINARIEDAD A LA TRANSDISCIPLINARIEDAD DEL CONOCIMIENTO. UN DESAFÍO EPISTEMOLÓGICO PARA ABORDAR LA INVESTIGACIÓN DOCTORAL DR. Antonio Balza laya Los enfoques transdisciplinarios se definen básicamente por una crítica radical al estatuto epistemológico de la lógica disciplinaria, por un cuestionamiento a los fundamentos de la ciencia moderna y por una toma de distancia de las metodologías que están en la base de la taxonomía epistémica del mundo académico. (Lanz, 2008). Planteamientos preliminares que orientan el debate Como seres humanos en devenir, en la actualidad presenciamos con asombro el derrumbe de las grandes hegemonías universales que han gobernado al mundo, las cuales han operado como potentes dispositivos ordenadores en el campo de la política, la economía, la religión, la educación y la cultura, y por supuesto en el dominio de la vida académica y en las formas de construir las ciencias. Todas estas rupturas hegemónicas trascurren en un espacio global e ilimitado, en el trascontexto de una sociedad planetaria donde diversidad y multiculturalidad se encuentran para intentar ofrecer respuestas a las múltiples y crecientes necesidades del género humano. Entonces, todos estos quiebres hegemónicos nos concitan a repensar la realidad y a emprender diferentes modos de producir, gerenciar y comunicar el conocimiento, pero también a plantearnos nuevas opciones e interrogantes acerca de los modos de educarnos, capacitarnos y organizar el trabajo. Ello traduce un repensamiento permanente de los modelos de aprendizaje y las formas de gestionar el conocimiento, y sobremanera, de los modos de investigar para construir la ciencia. En cuanto a la gestión del conocimiento, esta dimensión humana se inscribe dentro de una triple vertiente para dar cuenta, por una parte, de la genealogía del acto pedagógico que se expresa en la mediación mágica entre docente discente y multicontextos. En segundo lugar, la gestión del conocimiento alude a la gestión con personas en contextos organizacionales en la interacción laboral y productiva del talento humano, concebido este como

Embed Size (px)

Transcript of De La Disciplinariedad a La Transdisciplinariedad Del Conocimiento

DE LA DISCIPLINARIEDAD A LA TRANSDISCIPLINARIEDAD DEL CONOCIMIENTO. UN DESAFO EPISTEMOLGICO PARA ABORDAR LA INVESTIGACIN DOCTORAL DR. Antonio Balza layaLos enfoques transdisciplinarios se definen bsicamente por una crtica radical al estatuto epistemolgico de la lgica disciplinaria, por un cuestionamiento a los fundamentos de la ciencia moderna y por una toma de distancia de las metodologas que estn en la base de la taxonoma epistmica del mundo acadmico. (Lanz, 2008).

Planteamientos preliminares que orientan el debate Como seres humanos en devenir, en la actualidad presenciamos con asombro el derrumbe de las grandes hegemonas universales que han gobernado al mundo, las cuales han operado como potentes dispositivos ordenadores en el campo de la poltica, la economa, la religin, la educacin y la cultura, y por supuesto en el dominio de la vida acadmica y en las formas de construir las ciencias. Todas estas rupturas hegemnicas trascurren en un espacio global e ilimitado, en el trascontexto de una sociedad planetaria donde diversidad y multiculturalidad se encuentran para intentar ofrecer respuestas a las mltiples y crecientes necesidades del gnero humano. Entonces, todos estos quiebres hegemnicos nos concitan a repensar la realidad y a emprender diferentes modos de producir, gerenciar y comunicar el conocimiento, pero tambin a plantearnos nuevas opciones e interrogantes acerca de los modos de educarnos, capacitarnos y organizar el trabajo. Ello traduce un repensamiento permanente de los modelos de aprendizaje y las formas de gestionar el conocimiento, y sobremanera, de los modos de investigar para construir la ciencia. En cuanto a la gestin del conocimiento, esta dimensin humana se inscribe dentro de una triple vertiente para dar cuenta, por una parte, de la genealoga del acto pedaggico que se expresa en la mediacin mgica entre docente discente y multicontextos. En segundo lugar, la gestin del conocimiento alude a la gestin con personas en contextos organizacionales en la interaccin laboral y productiva del talento humano, concebido este como

capital social, y finalmente la gestin del conocimiento asociada directamente a la construccin de este desde la ontologa de los procesos de investigacin. En todos estos escenarios estn ocurriendo grandes transformaciones a una gran velocidad y con un elevado grado de imperceptibilidad, pero que mueven los cimientos y estructuras de la ciencia de la modernidad, tal y como lo argumenta Guerra (2004), al interpretar a Mires: Se constata que la velocidad con la cual ocurren los cambios y su elevado grado de imperceptibilidad configura la revolucin que nadie so. El propio estatuto de la ciencias de la modernidad se torna cada ves mas obsolescente y se evidencia su insuficiencia y rezago para dar cuenta de la realidad emergente, lo que permite inferir, que tambin la epistemologa esta en crisis (p.21) Ahora bien, si volteamos la mirada al interior de nuestras universidades, facultades y escuelas, pareciera que nada hubiese cambiado, que todo permanece igual, pues, los modelos de investigacin para la construccin del conocimiento, aun en el campo de las Ciencias Sociales, permanecen anclado en una visin simplificadora y reduccionista de toda realidad, propio del estatuto disciplinario de la ciencias. As lo deja ver Retamar (1998), cuando expone que nuestro sistema educativo se orienta hacia la especializacin, dado que cada vez que indagamos algo nuevo y diferente acerca del mundo, se implanta una nueva disciplina acadmica, profesional o cientfica. De este modo, acota el autor que el aprendizaje se ha fragmentado en campos de estudios cada vez mas restringidos bajo el supuesto cartesianonewtoniano, de que cuanto mas sepamos de las partes, mas preparados estaremos para conocer el todo que dichas partes conforman (p.14) Estos planteamientos tambin son compartidos por Lomelli (2007), quien desde una experiencia investigativa de nivel doctoral titulada: Investigacin Transdisciplinaria. Un Camino para Trascender la Cotidianidad en el Aula, enfatiza que el pensamiento que se promueve desde las aulas de clases, es simple lineal y excesivamente disciplinar; no prepara al estudiante para la produccin de conocimientos fundamentados en procesos investigativos integrados que le permitan entender, comprender y explicar el

conjunto de problemas que existen en una sociedad cada vez de mayor complejidad y de mltiples dimensiones. En efecto, la visin de simplicidad y fragmentacin de la realidad referida por los autores, agota toda posibilidad de comprender las transformaciones sociales y sus consecuencias en el desarrollo del ser humano, puesto que el proceso de encuentro, dialogo y mediacin de las disciplinas cientficas debe permitir descubrir que en el interior de cada docente y cada alumno existen factores de cambios ocultos, que solo pueden ser activados a partir de un proceso de discusin y reflexin profunda e interrogacin permanente de la condicin humana, pero desde perspectivas epistemolgicas complejas, transdisciplinarias y transcomplejas. Entonces, el pensamiento y praxis investigativa de nivel doctoral en el campo de las Ciencias Sociales, pareciera navegar en la corriente de lo simple, pues, muchas veces se ahoga en el anlisis de los efmero y se alindera en el determinismo y reduccionismo del pensamiento nico, el cual a su vez empobrece al mnimo toda realidad y toda idea nueva e iniciativa del investigador. Conforme a todas estas ideas, y con el objeto de imprimirle direccionalidad a la lnea argumentativa del discurso, seguidamente se formulan algunas interrogantes, las cuales bien pudieran permitir dibujar la duda ontoimplicadora del autor, a partir de la cual se religa una cadena argumental para ir replegando y desplegando nuevos cuerpos de conocimientos en este trabajo. Que significa una investigacin de nivel doctoral? Cules son las limitaciones e insuficiencias de la investigacin disciplinarias en la construccin del conocimiento? Es posible pensar la investigacin doctoral desde una perspectiva epistemolgica transdisciplinaria? Estas interrogantes se pretenden responder durante el viaje de la discusin argumentativa del autor, en tanto esto no significa, que se agotan todas las posibles respuestas acerca de las mismas, pues, como tiene que ser,

cada argumento expuesto constituye un motivo para continuar interrogando sobre estos temarios del conocimiento. El nivel de investigacin doctoral constituye por excelencia un especial esfuerzo organizado e intelectual para la indagacin y construccin del conocimiento a travs de un proceso sistematizado de investigacin. Ello necesariamente conduce a identificar problemticas, que requieren ser abordadas, no solamente desde la razn antolgica del conocimiento, es decir, desde la naturaleza misma del objeto de estudio, sino desde el entramado terico donde subyacen estas problemticas; pero mas importante aun, desde la multiperspeptividad de posibilidades paradigmticas y epistemolgicas para pensar libremente lo que se desea conocer. Una investigacin de nivel doctoral en el campo de Ciencias Sociales constituye un gran desafo intelectual y tico para la construccin de un nuevo cuerpo de conocimientos en forma sistematizada para dar respuesta a problemticas sociales. Este desafo traduce partir de una duda ontoimplicadora, de un sintagma relacional complejo que religa las razones tericas, ontolgicas, epistemolgicas y metodolgicas del conocimiento durante el proceso de investigacin en absoluta libertad de pensamiento. Entonces, un candidato a doctor, un doctor en formacin debe ser un investigador permanente, un nter nauta, un critico, un hermeneuta dialctico para abordar la realidad y transitarla desde sus pensamientos para viajar de lo simple a lo complejo, de lo disciplinario a lo transdisciplinario, de la certeza a la incertidumbre, es decir movilizarse desde la lgica cientfica formal hacia una nueva lgica cognitiva de naturaleza relacional y reconfiguracional. Quizs, como lo plantea Mndez (2003), el aspirante a doctor debe situarse en los lmites explicativos, interpretativos o predicativos de las teoras, paradigmas, metodologas y campos disciplinarios existentes en torno al problema o problemticas estudiadas, para que pueda superarlos generndose saltos cualitativos en el conocimiento cientfico. (p.99) Dentro de esta ptica, la mirada transdisciplinaria de la realidad constituye una opcin epistemolgica emergente, puesto que se define as misma como una critica radical a los fundamentos epistemolgicos de la lgica disciplinaria, en tanto constituye un transito mental del investigador para hacer

uso de un pensamiento interrogador y trascendente que se activa en la genealoga de una inteligencia de orden superior que explora nuevos patrones de descubrimiento y desafa estructuras de razonamiento emergentes en la construccin del conocimiento. Disciplinariedad e interdisciplinariedad en el campo de la investigacin social. El trmino disciplina apareci por primera vez como consecuencia del desarrollo de la ciencia y el surgimiento de las universidades medioevales durante el siglo XII, en el momento que estas comenzaron a conformar sus programas de estudio, y por razones practicas, la construccin del conocimiento se empez a realizar en forma fragmentada. De este modo y de acuerdo con Ferreira (2001), la base de la enseanza de las escuelas medievales y las primeras universidades fueron las siete artes liberales de la sabidura universal de entonces que configuraban, por una parte el trivium integrado por la gramtica, la dialctica y retrica, y por la otra, el quadrivium, conformado por la aritmtica, la geometra, la msica y la astrologa. Es a partir de esta poca que, tanto en los diseos curriculares como en la praxis acadmica de los docentes, as como en la gestin de investigacin para la construccin del conocimiento, se instaura una cultura de la divisin y clasificacin de lo contenidos programticos con una lectura en forma aislada y disciplinar, como una va para el profundidad de las partes que conforman un todo. De all que en palabras de Morn (1997), la historia de las disciplinas cientficas se encuentra inscrita en la historia de la universidad, refleja la diversidad de los dominios que recubren las ciencias, y por lo tanto, las construcciones tericas poseen un momento de nacimiento, de institucionalizacin, de evolucin y de dispersin. Visto de este modo, la disciplinariedad acadmica y profesional estudio y anlisis a

constituye una lgica cientfica fuertemente instalada y posicionada en la medula de nuestras universidades, facultades, escuelas y diseos curriculares, la cal se mantienen quizs como una herencia de al academia de la

modernidad, que impide y limita toda posibilidad de ligazn y dialogo entre las disciplinas; pero aun mas, es una perspectiva epistemolgica que obstruye y empobrece todo intento de razn plural y argumentacin trascendente. Por estas razones la mirada disciplinaria luce como una perspectiva epistemolgica restringida e insuficiente para nutrir la ciencia de nuevos valores y poder disfrutar de sus riquezas, pues es un posicionamiento que ahoga los espacios de comprensin global y de reflexin profunda. Pero en el devenir de la humanidad, la propia complejidad de los problemas de la realidad ha propiciado que las disciplinas autnomas se aperturen y desarrollen nuevas aportaciones a la ciencia, lo que ha conducido a mltiples interrelaciones para lograr una comprensin e interpretacin mas integral de la realidad que ha sido objeto de anlisis de forma particular y especializada, desde las mismas ontologa disciplinar. En cuanto a la interdisciplinariedad existen diferentes

conceptualizaciones, las cuales se presentan desde mltiples enfoques, reas de conocimiento, ciencias particulares, entre otras. De este modo, en el plano docente educativo, Ruiz (1999) plantea que la interdisciplinariedad es la correlacin entre diversas disciplinas que mantienen su independencia, pero se vinculan en las proyecciones que posibilitan integrar los esfuerzos orientados al logro de objetivos educativos y de aprendizajes priorizados de acuerdo con lo que se aspira del egresado de los diferentes niveles de la educacin. Por su parte Estrada (2000), al abordar el tema aporta que la interdisciplinariedad evidencia los nexos entre las diferentes asignaturas, reflejando una acertada concepcin cientfica del mundo, lo cual demuestra que los fenmenos no existen por separado, pues, al interrelacionarlos a travs de los contenidos se estructuran en campos de interpelacin, interaccin y dependencia para el desarrollo del mundo, mientras que para Nicolescu (2003), la interdisciplinariedad es transferencia de mtodos de una disciplina a otra y se puede distinguir por su grado de aplicacin, fundamentos epistemolgicos y de concepcin de nuevas disciplinas. Todas estas definiciones conceptuales comportan, que las conexiones cognoscitivas interdisciplinarias desde la ontologa de los procesos de

investigacin, normalmente se manifiestan a travs de los nexos entre profesionales, campos particulares del conocimiento, perspectivas paradigmticas y transferencias de metodologas y tcnicas con el objeto de integrar aportes y contenidos, que al imbricarlos orientan la solucin de aquellas problemticas que son objeto de investigacin. Ahora bien, todos estos nexos de carcter interdisciplinarios,

multidisciplinarios y pluridisciplinarios pueden concretarse en hechos, teoras, conceptos, mtodos de trabajo, ejercicios de la actividad intelectual y profesional, modelos de actuacin y experiencias formativas, pero en tanto no se progrese hacia una reflexin hermenutica ms profunda respecto a la realidad para resignificarla, siempre permanecern en el dominio de la lgica cientfica disciplinaria . El camino que conduce a la transdisciplinariedad. Quisiera comenzar esta parte del discurso citando a Kant (2004), quien postula, que existe en la psique de cada ser humano un impulso irresistible por superar el mbito de las experiencias verificables, para formular conjeturas hipotticas, doctrinas metafsicas y creaciones fantasiosas acerca del mundo (p. 875). Esta iluminacin Kantiana permite aportar, que durante el viaje del investigador hacia campos transdisciplinarios del conocimiento, se genera una interconexin fecunda entre pensamientos, ideas, intuiciones y dudas que integran todos los horizontes posibles de los distintos niveles de realidad; es por lo tanto, una concurrencia de saberes, que parte del dominio disciplinar de las ciencias, pero que va mucho ms all de esta y de la visin interdisciplinaria. Es en efecto, se trata de una cosmovisin emergente de una realidad en construccin, que trasciende la dinmica de toda sntesis dialctica subordinada a los designios de la lgica formal, al confluir en una dinmica inscrita en una suprainteligencia de orden superior, para apostar por la concepcin de la realidad como un todo, donde se define la ontologa de una lgica reconfiguracional, dialctica y compleja. multi e

Esto permite confirmar, que los enfoques transdisciplinarios, segn Lanz (2005), se definen bsicamente por una crtica radical al estatuto epistemolgico de la lgica disciplinaria; por un cuestionamiento a los fundamentos de la ciencia moderna; por una toma de distancia de las metodologas que estn en la base de la taxonoma epistmica del mando acadmico. Planteadas las cosas de este modo, abordar la investigacin doctoral en el campo de las Ciencias Sociales desde una mirada transdisciplinaria, designa un gran desafo epistmico para el investigador, en tanto la construccin de una tesis doctoral, tal y como lo argumenta Maas (2004), traduce una actividad intelectual avanzada en la que el doctorando, desde una determinada perspectiva de la ciencia. Sin embargo, el verdadero desafo de un investigador a nivel doctoral, refiere Balza (2010), es abordar la realidad desde la multireferencialidad y la interproblematicidad subyacente en el sintagma relacional que la definen, pues la idea es transitar desde los campos disciplinares donde se anida el objeto de estudio, hacia una fusin de horizontes del conocimiento para el encuentro con lo transdisciplinario (p. 75). Este posicionamiento epistemolgico, sugiere que se produzca en el investigador un giro en sus modelos de pensamiento, un quiebre paradigmtico y/o un trnsito mental, para tomar distancia del trono de las disciplinas y encaminarse hacia la bsqueda de construcciones sinonmicas para la resignificacin conceptual. Esto significa, apostar por la refundacin de nuevos saberes cientficos provenientes de campos disciplinares dispares, para explorar nuevas perspectivas epistemolgicas las ciencias. La mirada transdisciplinaria en la construccin de un nuevo conocimiento en el contexto de una investigacin de nivel doctoral, supone superar los linderos estructurales y estructuradores de todo conocimiento en construccin, as como ampliar la carga semntica que separa una disciplina de otra. Esta visin amplificadora implica un giro lingstico desde la ontologa transversal en la construccin del conocimiento, pero tambin, para asomar nuevas interrogantes al campo de epistemolgica, debe demostrar hacer una contribucin significativa, tanto a un determinado campo de conocimiento, como al avance

del lenguaje, que remite al investigador a involucrarse en un dilogo multinivel de alcance intercultural y transcontextual. Ahora bien, con frecuencia en las discusiones acadmicas, en los seminarios doctorales y conferencias en eventos cientficos, se suele preguntar: Cmo iniciar una investigacin transdisciplinaria?; Cules son las fases?; Es una tarea individual o colectiva?; o ms especficamente, Cmo hacer una tesis doctoral fundamentada en una visin transdisciplinar? Todas estas interrogantes es necesario despejarlas simple a lo complejo, de lo disciplinario hacia lo transdisciplinario. La visin transdisciplinaria de los procesos de investigacin en general, y de nivel doctoral en particular, necesariamente tiene sus races en la ontologa disciplinar del conocimiento, en la concurrencia y encuentro entre stas; es decir, el conocimiento que se construye por parte del investigador, surge del dilogo interdisciplinario, multidisciplinario y pluridisciplinario. De este modo, se pueden desarrollar experiencias investigativas en el campo de los colectivos pedaggicos, en el entramado curricular de los estudios de pre y postgrado, en el contexto de las organizaciones empresariales y socio productivas, as como tambin en el campo de los colectivos comunitarios, entre otros. Estas afirmaciones se pueden ilustrar mediante un ejemplo puntual, es decir, una experiencia de investigacin en desarrollo. Es el caso de un grupo de investigadores que se proponen desarrollar una investigacin relacionada con una interproblemtica ubicada en el campo del desarrollo local y comunitario. Para tal efecto, se organiza un equipo de investigadores interdisciplinarios, conformado por un educador, un mdico, un economista, un socilogo, un ingeniero ambientalista, etc. Cada uno de estos investigadores, decide abordar una problemtica comn desde su rea de conocimiento, desde su ptica profesional disciplinaria, y conforme a las intencionalidades planteadas, analizan, descubren, comprenden e interpretan la realidad sobre la cual presentan resultados. por parte del investigador, eso si, bajo la premisa de que es necesario transitar siempre de lo

Es importante precisar, que estos avances o reportes de investigacin, constituyen en s mismo, una aproximacin fragmentada a la realidad, un acercamiento parcial o una verdad siempre inconclusa, en tanto la misma est inscrita, slo dentro de los conocimiento. Esta concepcin disciplinar de la ciencia precisa Leal (2005), siempre ha abogado por el estudio fragmentado de la realidad, y por ende ha estado desconectada de los sistemas complejos de las sociedades actuales, como los conflictos entre desarrollo y medio ambiente que requieren de un enfoque diferente, capaz de abordar las mltiples relaciones que existen en el entramado y diversidad de procesos que se generen. Ahora bien, cada reporte de investigacin pretende integrar resultados, hallazgos, conclusiones y propuestas de intervencin de la realidad, pero siempre ser una mirada parcial de la problemtica, puesto que los mismos solo provienen de la perspectiva disciplinaria de cada investigador. Cuando estos reportes se entrecruzan, se mezclan y se imbrican en sus contenidos, se produce una concurrencia disciplinar que puede conducir a un estudio interdisciplinario sobre una misma problemtica. Esta visin de interdisciplinariedad, adquiere esa categora, slo cuando se genera un nuevo conocimiento proveniente de una transferencia de mtodos, tcnicas, teoras y procedimientos. As lo argumenta Nicolescu (2003), cuando aporta que la interdisciplinariedad concierne a la transferencia de mtodo de una disciplina a otra y se puede distinguir por sus grados de aplicacin, perspectivas epistemolgicas y concepcin de nuevas disciplinas, sin embargo, su finalidad queda inscrita en la investigacin disciplinaria. Entonces, el carcter transdisciplinar de una investigacin, la naturaleza de un conocimiento cientfico transdisciplinario, slo es posible construir mediante un ejercicio intelectual cognitivo de orden superior, en una religazn discursiva profunda y argumental de los distintos aportes que provienen de cada una de las disciplinas, lo cual adquiere valor cognitivo en una refundacin conceptual que se concreta en la ontologa transversal del lenguaje. linderos de una disciplina o campo del

De este modo, construir un nuevo conocimiento desde una perspectiva transdisciplinaria en el campo de las Ciencias Sociales, traduce la sntesis de una nueva semitica que se nutre, no solamente de los saberes que provienen de las disciplinas, sino de la riqueza de lo real complejo del mundo de la vida que se expresa a travs de un particular juego intelectual y lingstico de naturaleza hermenutica. Esto pone de manifiesto, que el proceso natural del conocer humano es un ejercicio hermenutico que enfatiza en el significado de un conocimiento nuevo y emergente a travs de una interaccin dialctica. Es la metfora presente en un movimiento del pensamiento abductivo que va de las partes al todo y del todo a las partes. Lo anteriormente planteado permite argumentar, encuentro con la realidad, que el prisma transdisciplinario de las ciencias comporta una disolucin de fronteras en el pero tambin supone integracin recursiva de mltiples saberes provenientes de distintos campos no necesariamente acadmicos, es decir de los colectivos sociales, culturales, productivos y/o comunitarios, los cuales nutren las bases de los nuevos mapas cognitivos transdisciplinarios, siempre en elaboracin. Entonces, la elaboracin y/o construccin de esta nueva cognicin transdisciplinaria, implica un despliegue discursivo / argumentativo en tanto nuevo conocimiento, lo cual solo parece ser posible a travs de una religazn transversal y compleja entre pensamiento, realidad y lenguaje. Por esta va, se van despejando ciertas dudas acerca de la genealoga de la transdisciplinariedad, la cual es en si misma la ontognesis de una nueva semitica, que apenas comienza a ser entendida por la mente humana. Como lo aporta Leibniz (2005), si se parte del principio de que no existe nada en el universo que no pueda ser entendido por una mente humana, hay que concluir, que en toda mente cabe al menos potencialmente, todo el implica asumir una actitud mundo (p. 813). Visto as, la perspectiva transdisciplinaria del conocimiento por parte de un investigador de nivel doctoral, crtica, deconstructiva y profundamente reflexiva frente a lo conocido, para husmear nuevos caminos, nuevas verdades desde la infinitud de la arqueologa y genealoga de la sabidura del ser humano.

Esto denota una particular manera de cosmovisionar el mundo de la vida para desmarcarse del neo estructuralismo de la realidad y de la dictadura de las disciplinas que la gobiernan. Por lo tanto, la mirada transdisciplinaria del conocimiento traduce una constelacin de saberes que desafa la distancia existente entre hermtica y hermenutica. Lo anteriormente planteado pone de manifiesto, que la transdisciplinariedad en tanto epistemologa emergente entraa en s misma, romper las lgicas cientficas estructuradas y estructuradoras de la realidad, para no continuar reproducindola tal y como esta es, puesto que la visin disciplinar constituye una lgica que empobrece toda posibilidad de activar la comprensin para interpretar a profundidad los bastos campos de la ciencia. Por lo tanto, un posicionamiento epistemolgico transdisciplinario del investigador de nivel doctoral en el campo de las Ciencias Sociales, sintetiza un pensisentimiento que nos impulsa a zafarnos de los imperativos metodolgicos, procedimentales y de las normativas inscritas en el pensamiento nico que han minado el camino de la ciencia de la modernidad. Por lo tanto, una matriz epistmica transdisciplinaria siempre postula una dinmica relacional compleja de los fenmenos humanos, la cual se nutre, precisamente de la libertad de pensamiento del investigador. Para Mancipas (2006), la transdisciplinariedad del conocimiento se inscribe dentro de una corriente de pensamiento desarrollada en base a tres pilares fundamentes, tales como los niveles de realidad, la lgica del tercer incluido y la complejidad, a partir de los cuales se ha pretendido fundar una metodologa que aborda la cuestin humana y del conocimiento desde la perspectiva de las interconexiones en el fenmenos. La presente conceptualizacin significa apostar por la construccin de nuevos caminos metodolgicos para comprender y concebir el carcter transdisciplinario de una nueva ciencia. Esta nueva racionalidad cientfica ubica al hombre y a la humanidad en el centro de la reflexin hermenutica como mtodo para desarrollar, no solamente una concepcin terica integradora del conocimiento, sino una amplia visin del mundo de la vida, a travs de la ontologa transversal del pensamiento y las palabras . sentido del complexus de los

Esto designa la necesidad de hacer uso de una argumentacin reconstructiva profunda a travs del lenguaje, mas all de una simple sinonimia, es decir, se requiere de una nueva narrativa discursiva. As lo deja ver Martnez (2003), cuando puntualiza: Necesitamos acuar trminos nuevos, o redefinir los ya existentes, generar nuevas metforas que revelen las nuevas interrelaciones, para poder abordar estas realidades que desafan nuestra mente inquisitiva y sobre todo, se requiere pensar en una metodologa para enfrentar ese mundo nuevo y la epistemologa en que esta se apoya y le da significado, lo cual equivale a sentar las bases de un nuevo paradigma cientfico. (p.110) Entonces, la mirada transdisciplinaria del conocimiento, es quizs, una bsqueda simbitica, que traduce una resignificacin conceptual que emerge de aquellos saberes liberados por las disciplinas, la cual se enriquece y complementa de los grandes imaginarios y la reflexin interior del investigador, como bien lo concibe Locke (2005), para quien las palabras son los signos sensibles de las ideas, puesto que indican convenciones y conciertos, y aunque todo conocimiento nace de la percepcin del mundo exterior, este slo podr enriquecerse a partir de la reflexin interior (p. 824). Sobre la base de todos estos planteamientos, cuando se investiga en equipos de trabajo, en forma transindividual y transdisciplinar, se genera una triaxiologa epistmica conformada por el modo de pensar, el modo de conocer y el modo de operar en la realidad, la cual a nuestro entender permea el abordaje de las denominadas interproblemticas sociales, como el caso referido al desarrollo local y comunitario. Estas premisas constituyen particulares modos de religar y resignificar la realidad en la configuracin de una nueva cadena conceptual transdisciplinaria que nos permite un trnsito mental y un despliegue argumental para la resemantizacin de nuevos campos de conocimiento en absoluta libertad de pensamiento; es decir, sin resistencias epistemolgicas, conceptuales y lingsticas. Conforme a estas premisas, una investigacin transdisciplinaria en el campo de las Ciencias Sociales, comporta una visin mucho ms amplia por parte de los investigadores para salir del encierro de sus respectivas

disciplinas. Es un modo particular de razonar y aceptar que el contexto de referencia para el conocimiento de la realidad, adquiere mayor amplitud que en el caso de los esquemas preceptales previamente formulados e interiorizados a partir de la rigidez de los paradigmas que los ordena. Por estas razones, el pensamiento transdisciplinario es relacional, sistmico y complejo en tanto trasciende las fronteras de los territorios disciplinares que se encuentran bajo dominio de las ciencias exactas, pues, nos invita al dialogo, a la reconciliacin y al entendimiento entre las distintas disciplinas a travs de una reflexin epistemolgica profunda. Estas ideas estn cimentadas en la visin de Morn (2002), cuando refiere: es un pensamiento que promueve el dialogo, no solamente entre las ciencias humanas, sino tambin con el arte, la literatura, la poesa y la experiencia interior, dado que no se puede crear una ciencia unitaria del hombre, pues se disolvera la multiplicidad compleja de lo que es humano.(p.124) Por lo tanto, abordar una problemtica social desde una mirada transdisciplinaria como es el caso del desarrollo local y comunitario, desafa una lgica cientfica reconfiguracional y compleja, que permite tomar distancia de las experiencias investigativas localizadas en el territorio de cada disciplina, en tanto el conocimiento que se genera surge de la comprensin de los nexos interdisciplinarios. As lo expone Da Silva (1999), cuando postula: Pensar la investigacin social de modo transdisciplinario, supone la idea de intentar la construccin de puentes conceptuales que articulan los objetos de conocimiento de las diversas disciplinas sociales, pues es slo mediante los nexos de la multidimensionalidad del ser humano que podrn gestarse las propuestas transdisciplinarias para la investigacin social (p. 36). Esta nueva lgica cientfica reconfiguracional y compleja asociada a la perspectiva transdisciplinaria para abordar realidades sociales, axiolgicamente permite revalorizar la participacin de los sujetos cognoscibles de la investigacin en tanto seres humanos pensantes; ac el actor principal del proceso no es quien investiga, sino esencialmente, aquello que se investiga, es decir, la propia comunidad concebida como un sistema social abierto y dinmico. Adems, este tipo de abordaje investigativo, requiere activar procesos sociales y culturales en forma transversal, y no en forma de sucesos

espordicos, eventos particulares aislados y temporalmente definidos en forma transaccional. Esta particular referencia pone al descubierto, que existe una visin de complementariedad entre el conocimiento disciplinario, interdisciplinario y transdisciplinario, la cual opera como una especie de tensin cognitiva emergente, como un trnsito mental palpitante que vislumbra nuevos horizontes cognoscitivos los cuales se constituyen entre la brecha que se genera entre pensamiento simple y pensamiento complejo, en cuyas redes de conexiones se desborda todo lo conocido y se reconfigura una nueva carga semntica. La Universidad Bicentenaria de Aragua (2006), sustenta este argumento en su publicacin: La Investigacin: Un Enfoque Integrador Transcomplejo, cuando aporta: Existe una oscilacin constante entre inter y transdisciplinariedad, porque la primera tiende a transformarse en la segunda, en la medida en que los mtodos correspondientes se aproximan y resultan tributarios de sujetos objetos contextos proyectos complejos integrados en unas y otras redes de complejidades, en los que operan numerosas redes de transformacin, que desbordan, incluso, el propio mbito cientfico (p. 22). Esta aportacin permite referir, que la transdisciplinariedad como

epsteme, se nos presenta como una suerte de juego mgico del pensamiento, el cual es necesario conducirlo en absoluta libertad, puesto que se trata de una epistemologa que permite dar a luz a nuevas categoras conceptuales, las cuales se enriquecen del dilogo y la reconciliacin reconstructiva de todas las disciplinas pertenecientes a los distintos cuerpos de la ciencia. Todos estos argumentos, aperturan nuevos espacios para repensar la construccin del conocimiento en una investigacin de nivel doctoral, en tanto ello supone deconstruir el conocimiento preexistente relacionado con las temticas consideradas, tal y como lo plantea Gonzlez (2007), cuando deja ver, que una tesis doctoral debe ir ms all de los marcos tericos analizados, en tanto el desafo para el tesista es ampliar los lmites tericos aceptados hasta el momento,

Como idea complementaria, destaca este terico, que una tesis doctoral no puede concluir validando los supuestos tericos construidos y/o analizados por otros; sino que debe reconstruirlos y establecer un lmite bien claro entre lo que exista antes de la tesis y los nuevos planteamientos surgidos en la actualidad. Esto significa, que la tesis doctoral en si misma supone la creacin o aproximacin a un conocimiento terico emergente, el cual necesariamente surge de tres fuentes entreveradas que operan como venero sin lmite que nutre el pensamiento del investigador. Estas tres fuentes se develan en la imbricacin de las razones tericas, ontolgicas y epistemolgicas del conocimiento. Este planteamiento permite aportar, que cuando el despliegue argumentativo del investigador se realiza desde una perspectiva epistemolgica transdisciplinaria, se enriquece y revaloriza la ciencia, puesto que se aboga por el fortalecimiento de la unidad del conocimiento desde la transformacin de los sistemas conceptuales. Es por ello que Balza (2010), al hacer referencia a este aspecto aporta, que la transformacin de los sistemas conceptuales de una ciencia, es un indicio para pensar y comprender a plenitud su evolucin en el tiempo, en tanto una investigacin transdisciplinaria remite a la formacin de un espritu abierto y a las conexiones de las dimensiones que constituye el todo (p. 88) La complementariedad como principio fundante de la transdisciplinariedad En opinin de Motta (1999), entre los postulados o principios bsicos que sustentan la transdisciplinariedad estn la ontologa sistmica, la lgica dialctica y el principio de complementariedad. Ac me ocupar de enfatizar en el principio de la complementariedad relevante como sustrato ontolgico de la transdisciplinariedad, en tanto esta constituye un esfuerzo intelectual del investigador por justificar desde los argumentos que viajan en la ontologa transversal del discurso, el umbral de un nuevo conocimiento en construccin. Como por ejemplo, aquellos campos de

conocimientos que surgen de la interseccin de disciplinas dispares, es decir, del dilogo concurrente entre ellas. En relacin con el principio de complementariedad relevante connota Martnez (1999), que no se puede agotar la realidad con una sola perspectiva, punto de vista, enfoque, ptica o abordaje, es decir, con un solo intento de captarla. Desde una perspectiva ms puntual, precisa el autor, que la verdadera leccin del principio de complementariedad, la que puede ser traducida a muchos campos del conocimiento, es sin duda, esta riqueza de lo real complejo que desborda toda lengua, toda estructura lgica, toda clasificacin conceptual, puesto que cada uno de nosotros puede expresar solamente en su juego intelectual y lingstico, slo una parte, un aspecto de la realidad (p. 12). Efectivamente, en el encuentro del investigador de nivel doctoral con lo plural y multidiverso de lo real complejo, se aperturan nuevos caminos de la cognicin humana para interpelar los estilos de pensamiento, ensayar patrones de descubrimiento y activar una estructura de razonamiento que no se agote en la comprensin de lo simple y disciplinar, sino que se extienda hacia nuevos imaginarios sin lmites, los cuales se proyectan en la coherencia de la lnea argumental del discurso. En el marco de esta lnea discursiva, es pertinente citar a Schavino (2010), quien aporta, que la complementariedad como principio epistemolgico del enfoque integrador transcomplejo, ha de hacer referencia a una nueva concepcin de racionalidad cientfica, que conduzca a la superacin de las antinomias, las paradojas y las aporas, y que ponga de relieve el carcter complementario y transdisciplinario que enmarca y constituye el contexto ontolgico en el que transcurre la labor del investigador. Esto significa, que todo razonamiento y argumentacin transdisciplinaria, necesariamente surge de la ontologa disciplinar y de la concurrencia interdisciplinaria y multidisciplinaria, en tanto la visin de complementariedad traduce una concepcin emergente de racionalidad cientfica que conduce a superar los lmites de las realidades ingenuas desde nuestros pensamientos y de este modo ensanchar y enriquecer la ciencia.

Reflexiones de cierre siempre inconclusas. El individuo, las organizaciones y la sociedad como un todo, evolucionan en tanto progresan los modelos de pensamiento del ser humano. De all, que en el devenir histrico de la humanidad, se han originado grandes rupturas de los denominados paradigmas hegemnicos en el campo de la economa, la poltica, la religin, la educacin, la ciencia y la cultura, puesto que nada es eterno y esttico, todo cambia y se transforma como un continuon dinmico. Sin embargo, en el campo cientfico, muchas comunidades acadmicas y de investigadores, parecieran no visionar estos cambios los cuales son de alcance planetario, pues se resisten a aceptar que la realidad del mundo actual es de naturaleza compleja, transdisciplinaria y transcompleja. En este sentido, la investigacin cientfica clsica y tradicional, fundamentada en los postulados de la lgica formal y disciplinar, se ha vuelto insuficiente para responder a los desafos de nuevas lgicas cientficas, es decir, aquellas que preconizan que todo esta relacionado con todo Estos planteamientos permiten argumentar, que el estamento disciplinario de la ciencia esta fuertemente instalado, tanto en las estructuras organizativas de las comunidades acadmicas, como en la conciencia de los investigadores de nuestras universidades, como una suerte de herencia de la modernidad acadmica que ha pujado siempre por la separacin entre la ciencia tradicional y la cultura de la humanidad Esto permite argumentar, que los enfoques unidisciplinarios o mono disciplinarios, como los denomina Martnez (2003), acusan severas limitaciones para dar cuenta, tanto de la multidimensionalidad del ser humano, como de la multireferencialidad de lo real complejo. Evidentemente, estas visiones de ser humano y realidad, solo pueden ser abordadas, estudiadas, analizadas e interpretadas desde la comprensin profunda del entramado relacional de saberes provenientes de las distintas disciplinas del conocimiento. Esto significa, que la visin reduccionista y parcelaria aportada por las disciplinas cientficas, poco ayudan en la comprensin del todo, dado que convierten lo novedoso, emergente y complejo, en pasado, sumergido y simple, cerrando toda posibilidad de aperturar espacios de reflexin profunda para la resignificacin, resemantizacin y ampliacin de la sabidura humana,

es decir, de apostar por una nueva ciencia integradora, holstica y trascendente. Entonces, las disciplinas acadmicas concebidas en forma aisladas y desconectadas entre si, son menos que adecuadas para abordar los mas importantes problemas y/o interproblematicidades que afectan a las organizaciones, a las comunidades y a la sociedad, pues, mientras la academia universitaria se nos presenta en forma disciplinada, las problemticas organizacionales y socio comunitarias son cada vez mas indisciplinadas. Esto vislumbra la necesidad de pensar la investigacin en el campo de las Ciencias Sociales desde una perspectiva epistemolgica transdisciplinaria. En el caso particular de una investigacin de nivel doctoral, dado que esta traduce la construccin de un nuevo cuerpo de conocimientos en absoluta libertad de pensamiento, la perspectiva disciplinar limita y arruina toda iniciativa de reflexin profunda y de argumentacin sustantiva para fertilizar y enriquecer la ciencia, para dar a luz a nuevas cosmovisiones teorticas congruentes con una nueva lgica cientfica, puesto que las realidades nuevas no pueden ser explicadas y entendidas con los mismos presupuestos tericos del mundo de la lgica cientfica formal y disciplinar. Por lo antes expuesto, el compromiso de emprender una investigacin de nivel doctoral en el campo de las Ciencias Sociales, desde la transdisciplinariedad del pensamiento, comporta la fascinante aventura de pensar en el encuentro con la diversidad a partir del reconocimiento de la unidad disciplinar; tambin supone la adopcin de una matriz epistmica que debe funcionar como trasfondo existencial del investigador, y sobre manera, la emergencia de una nueva cosmovisin acerca del mundo de la vida donde se integran saberes provenientes de la lgica disciplinaria, de la interdisciplinariedad y de los imaginarios sociales y culturales. Esta triaxiologa epistmica concierne a ciertas premisas, tales como la multidimensionalidad del objeto de estudio, la multireferencialidad respecto a lo real y la emergencia de una cognicin transdisciplinaria y compleja, la cual surge como una constelacin de saberes que transversalizan las diversas dimensiones del objeto de estudio desde la multiperspectividad epistemolgica adoptada por los investigadores.

Por ello, el camino a seguir no consiste en desestimar la acumulacin de conocimientos ubicados en los campos disciplinarios de la ciencia, sino en construir nuevos sistemas conceptuales para su codificacin, integracin y resignificacin, que permitan vislumbrar la concurrencia, las interconexiones e interdependencia de las mltiples dimensiones de la existencia humana, pero tambin, la multireferencialidad de lo real complejo como postulados fundantes de una gnoseologa emergente y complementaria. Visto de este modo, la complementariedad como principio fundante del pensamiento transdisciplinario en el contexto de una investigacin de nivel doctoral, designa lograr una interconexin fecunda de todos los saberes y horizontes posibles de los distintos campos de conocimiento. Ello en s mismo supone trascender la dinmica de una sntesis dialctica simple para confluir en una dinmica total y compleja de la realidad concebida como un todo. Conforme a este planteamiento, la mirada complementaria de la realidad, comporta una composicin cognitiva compleja que permite extender el pensamiento al interior del tejido gnoseolgico que ofertan las disciplinas cientficas, en tanto se puede asumir como una visin crtica para repensar lo conocido, pero mejor aun, como crtica a la visin nica del pensamiento disciplinario para avanzar hacia una cognicin emergente. Es de esperar que esta nueva cognicin emergente sea la que nos permita superar la trampa del intelecto humano que reduce el mundo de la vida, solo hasta el limite de nuestras miradas, quizs como lo seala Martnez (2003), un paradigma que nos permita superar el realismo ingenuo, salir de la asfixia reduccionista y entrar en la lgica de una coherencia integral, sistmica y ecolgica, es decir, entrar en una ciencia mas universal e integradora, en una ciencia verdaderamente transdisciplinaria. En definitiva, la investigacin de la realidad a travs de un trabajo de nivel doctoral, pensado desde una epistemologa transdisciplinaria, constituye un largo viaje hacia lo desconocido. Ese viaje en la bsqueda del conocimiento, parte de los territorios disciplinares, sin embargo el recorrido es necesario emprenderlo en absoluta libertad de pensamiento, pues en lo posible, se debe renunciar a paradigmas que a menudo no nos permiten pensar mas all de lo conocido.

REFERENCIAS BIBLIOGRFICAS

Almeida, M. C. (1997). Complexidade, do Cosulo Borboleta. In Ensaios Da Complexidade. (orgs). G. de Castro, D.A. Carvallo/ CMC de Almeida, Natal. Edufrn. Balza, A. (2010). Educacin, Investigacin y Aprendizaje. Una Hermeneusis desde el pensamiento Complejo y Transdisciplinario. Caracas. Fondo Editorial Gremial. APUNESR. Da Silva, D. (1999). Paradigmas Transdisciplinar. Una Perspectiva Metodolgica para la Pesquisa Ambiental. Ponencia Presentada en el Workchop sobre Interdisciplinariedades. Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales. So Jose Dos Campos. 2 e 3 de desembro: http://www.centraus.futuro.nsp.Br/arts.htm

Estrada, R. (2000). Interdisciplinariedad. Disponible en http://www.monografias.com/trabajo10/ogo.dhmtl. Bsqueda [28, febrero, 2010] Ferrerira, H. (2001). El Fenmeno de la Interdisciplinariedad en las Ciencias. Disponible en: http://brs.sld.cu/revistas/aci/vol13_3_05/acio5305.htm [recuperado el 28, Febrero, 2010] Fiallo, J. (2001). La Interdisciplinariedad en la Escuela de la Utopa a la Realidad. Evento Internacional de pedagoga 2001. La Habana. Cuba. Gonzlez, J. (2007). El proceso de Produccin / Construccin / Creacin del Conocimiento a travs de una Tesis Doctoral. Disponible en: http://www.niegc.org/contenido/documentos/conf_DrJulio_Gonzalez.pdf Guerra, A. (2004). Cambios, Organizacin y Entorno. Apuntes para su Estudio. Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado. Barquisimeto. Kant, I. (2004). Una Revolucin en la Filosofa del Conocimiento. Atlas Universal de Filosofa. Manual Didctico de Autores, Textos, Escuelas y Conceptos Filosficos. Espaa. Editorial Ocano. Lanz, R, (2008). Mirada Postmoderna sobre el Conocimiento. Lanz, R. (2005). Las palabras no son neutras. Caracas. Editorial Monte Avila/Cipost. Leal, J. (2005). La Ciencia como Hecho Social. Mimeo. Caracas.

Leibniz, G. (2004). Porqu Tenemos Ojos?. Atlas Universal de Filosofa. Manual Didctico de Autores, Textos, Escuelas y Conceptos Filosficos. Espaa. Editorial Ocano. Locke, J. (2004). La Mente no Inventa Ideas. Atlas Universal de Filosofa. Manual Didctico de Autores, Textos, Escuelas y Conceptos Filosficos. Espaa. Editorial Ocano. Lomelli, M. (2007). Investigacin Transdisciplinaria. Un Camino Para Trascender la Cotidianidad en el Aula. Tesis Doctoral No Publicada. Universidad Bicentenaria de Aragua. Maracay. Venezuela. Mancipas, A. (2006). Elementos para una Didctica de la Transdisciplinariedad y el pensamiento Complejo. Mxico. En Documentos Mundo real. Edgar Morn. Maas, E. (2004). Ideas Para Realizar una Tesis Doctoral. Disponible en: http://www.Jungla.dit.espam.es/_pepe/tesis.html Bsqueda [Julio, 3, 2010] Martnez, M. (1994). La Nueva Ciencia. Su Desafo, Lgica y Mtodo. Mxico, Editorial Trillas. Martnez, M. (2003). Transdisciplinariedad. Un Enfoque para la Complejidad del Mundo Actual. Revista Conciencia Activa, numero 1, julio. Disponible en: http:// www. Prof.usb.ve/ miguelm. Mndez, E. (2003). Como no Naufragar en la Era de la Informacin. Epistemologa para Internautas e Investigadores. Maracaibo. Ediciones de la Universidad del Zulia. Ediluz. Morn, E. (1997). Sobre Interdisciplinariedad. Disponible en: http://brs.sld.cu/revistas/aci/vol13_3_05/acio5305.htm [recuperado el 28, Febrero, 2010] Morn, E (2002). La Cabeza bien Puesta. Repensar la Reforma, Reformar el Pensamiento. Bases para una Reforma Educativa. Nueva Visin, Buenos Aires. Motta, R. (1999). Complejidad, Educacin y Transdisciplinariedad. Revista Sigmas, Universidad del Salvador. Buenos Aires. Argentina. Nicolescu, B. (2003). La Transdisciplinariedad. Una nueva Visin del Mundo. Editions Du - Rucher - Collection Transdisciplinaritel. Disponible en: http://www.perso.club.intmet.fr/rico1/ciret/espaqnol/visiones.htm Pineau, G. (2005). Transdisciplinarieti.et. Formation. Paris. L. Harmattn.

Retamar, O. (1998), Una Educacin para Reconciliar el Hombre con la Tierra. Disponible en. http://www.scielo.cl/scielo.php?dip=50718070519980001000095script=sci_o rttext [07/02/2009] Ruz, M. (1999). Los Desafos del Proceso de Transformacin de Secundaria / Bsica. Mxico. Editorial Ingeniera Educativa. Schavino, N. (2010). Epistemologa del Enfoque Integrador Transcomplejo. En Villegas (Comp). Investigacin Transcompleja de la Disimplicidad a la Transdisciplinariedad. (pg. ), Maracay. Venezuela. Universidad Bicentenaria de Aragua. Universidad Bicentenaria de Aragua. (2006). La Investigacin: Un Enfoque Integrador Transcomplejo. Revista del Decanato de Investigacin, Extensin y Postgrado. Maracay