12 vida viaje a roma

download 12 vida viaje a roma

of 30

  • date post

    03-Aug-2015
  • Category

    Documents

  • view

    1.286
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of 12 vida viaje a roma

1. AO PAULINO 29/VI/2008 29/VI/2009 GUIN: Antonio Rodrguez Carmona MONTAJE: Antonio Garca Polo 2. SERIEI VIDA DE SAN PABLO 12 Viaje a Roma ao 60 3. *Lucas dedica mucho espacio, los captulos 27 y 28 de Hechos de los Apstoles a la descripcin de este viaje. Lo considera muy importante.Significa el cumplimiento por parte de la Iglesia primitiva del mandato de Jess resucitado, que orden a sus apstoles que dieran testimonio en Jerusaln, Judea, Samara y hasta elconfn de la tierra .VIAJE A ROMA. Ao 60 *Pablo apel al tribunal de Csar y ser enviado a Roma. Ir en calidad de preso, junto con otros presos, custodiados por soldados romanos a la orden de un centurin. *Este confn es Roma ,donde Pablo dar testimonio ante judos y gentiles.Se trata, pues, de un viaje triunfal, pero a la manera cristiana, como Jess. 4. Subimos a una nave de Adramitio, que iba a partir hacia las costas de Asia, y nos hicimos a la mar. Estaba con nosotros Aristarco, macedonio de Tesalnica(Hch 27,1-2). *Cuando se decidi que nos embarcsemos rumbo a Italia, fueron confiados Pablo y algunos otros prisioneros a uncenturin de la cohorte Augusta, llamado Julio. 6. Lucas describe las diversas escalas del viaje:Sidn , donde se permiti a Pablo visitar la comunidad;Mira de Licia , donde cambian de nave;Puertos Buenosen Creta. Al llegar aqu lleg el momento en que no era recomendable navegar por las malas condiciones del mar. Pablo recomienda quedarse e invernar all hasta que cambie el tiempo. Pero se impone la opinin de buscar otro puerto, el deFnica . Sueltan amarras y deciden navegar hacia l. Es comienzo del otoo del ao 60. 7. Soplaba ligeramente entonces el viento del sur y creyeron que podan poner en prctica su propsito; levaron anclas y fueron costeando Creta de cerca. Pero no mucho despus se desencaden un viento huracanado procedente de la isla, llamado Euroaquiln. La nave fue arrastrada y, no pudiendo hacer frente al viento, nos abandonamos a la deriva(Hch 27,13-15).As estuvieron muchos das en los queno apareci el sol ni las estrellas; tenamos sobre nosotros una tempestad no pequea; toda esperanza de salvarnos iba desapareciendo(Hch 27,20). 8. Pablo interviene, animando a la tripulacin a comer. Ninguno morir, slo se perder la nave, pues se le ha aparecido un ngel que le ha asegurado que tiene que dar testimonio ante Csar y que, por eso, Dios le ha concedido la vida de todos los que van con l. 9. El da 14 de navegacin aparecen indicios de que hay cerca una isla. Se comprueban y confirman. Estn muy cerca de tierra y existe peligro de chocar con algn escollo. Los marinerosecharon cuatro anclas desde la popa y esperabanque se hiciese de da para escapar en un bote. Pablo se da cuenta, lo dice al centurin y los soldados y lo impiden. Esperan la llegada del da para conocer la situacin y, mientras tanto, Pablo anima a todos a comer, asegurndoles que todos se salvarn. 10. Los soldados entonces resolvieron matar a los presos, no fuera que alguno se escapase a nado; pero el centurin, que quera salvar a Pablo, se opuso a su designio y dio orden de que los que supieran nadarse arrojasen los primeros al agua y ganasen la orilla;y los dems saliesen unos sobre tablones, otros sobre los despojos de la nave. De esta forma todos llegamos a tierra sana y salva(Hch 27,42-44). Llegado el da, divisan una playa y se dirigen a ella, pero la nave encalla; la proa clavada quedainmvil, pero la popa, sacudida violentamente, se iba deshaciendo. 11. Los habitantes acogieron bien a los nufragos. All esperarn a que llegue el buen tiempo para continuar el viaje a Roma. El lugar a donde llegaron era la isla de Malta. 12. Pablo haba reunido una brazada de ramas secas; al ponerla sobre la hoguera, una vbora que sala huyendo del calor, hizo presa en su mano. Los nativos, cuando vieron el animal colgado de su mano, se dijeron unos a otros: Este hombre es seguramente un asesino; ha escapado del mar, pero la justicia divina no le deja vivir. Pero l sacudi el animal sobre el fuego y no sufri dao alguno. Ellos estaban esperando que se hinchara o que caera muerto de repente; pero despus de esperar largo tiempo y viendo que no le ocurra nada anormal, cambiaron de parecer y empezaron a decir que era un dios(Hch 28,3-7). *Mientras tanto Pablo se pone al servicio del grupo, realizando Dios por su medio algunos prodigios: +Cuando llegaron a la playa, encienden una hoguera para calentarse. 13. En las cercanas de aquel lugar tena unas propiedades el principal de la isla llamado Publio, quien nos recibiy nos dio amablemente hospedaje durante tres das. Precisamente el padre de Publio se hallaba en cama atacado de fiebres y disentera. Pablo entr a verle, hizo oracin, le impuso las manos y le cur. Despus de este suceso los otros enfermos de la isla acudieron y fueron curados(Hch 28,7-9). 14. Despus de tres meses, continuaron viaje. Hacen escala en Siracusa de Sicilia, en Reggio en el sur de Italia y finalmente en Pozzuoli, al norte de la baha de Npoles. Abandonan la nave y continan por carretera, despus de descansar all una semana, acogidos a la hospitalidad de la comunidad cristiana. 15. Finalmente llegan a Roma. La comunidad cristiana, informada de la llegada, sali al encuentro de Pablo en Foroy Tres Tabernas. Pablo, al verlos, dio gracias a Dios y cobr nimos. 16. El centurin entrega los presos y los expedientes a las autoridades competentes. Como Pablo ha sido acusado por los dirigentes de Jerusaln, hay que esperar a que vengan los acusadores para celebrar el juicio.El derecho concede dos aos para la espera. Si al final de este plazo no se presentan los acusadores, el acusado quedar libre. 17. A Pablo se le permite permanecer durante la espera en una casa particular con un soldado que le custodie, todo a sus expensas. 18. Mientras llega el juicio, Pablo convoca algunos miembros de la numerosa comunidad juda, a la que explica su situacin: ha sido acusado falsamente y, para evitar que lo maten, se ha visto obligado a apelar al tribunal de Csar.Pero l no tiene nada contra el pueblo judo. No habla directamente de Jess, solo afirma que su situacin se debe ala esperanzade Israel(Hch 28,20) 19. Acuerdan un da y vienen a su residencia un gran nmero de judos.El resultado, como siempre, fue desigual. Unos, los menos, crean por sus palabras y otros, en cambio, permanecan incrdulos. El les iba exponiendo el Reino de Dios, dando testimonio e intentando persuadirles acerca de Jess, basndose en la Ley de Moiss y en los Profetas, desdela maana hasta la tarde (Hch 28,23). Ellos responden que no tenan noticias de su caso, pero que tienen inters en que les hable de la secta de los nazarenos, porque se la contradice en todas partes. 20. Con razn habl el EsprituSanto a vuestros padres por medio del profeta Isaas: Ve a encontrar a este pueblo y dile: Escucharis bien, pero no entenderis, miraris bien, pero no veris. Porque se ha embotado el corazn de este pueblo, han hecho duros sus odos, y sus ojos han cerrado; no sea que vean con sus ojos, y con sus odos oigan, y con su corazn entiendan y se conviertan, y yo los cure (Hch 28,25-27). Pablo ve en este resultado una prolongacin de la incredulidad que ya recrimin Isaas a sus contemporneos: 21. Sabed, pues, que esta salvacin de Dios ha sido enviada a los gentiles; ellos s que la oirn(Hch 28,29). Pablo permaneci dos aos enteros en una casa que haba alquilado y reciba a todos los que acudan a l;predicaba el Reino de Dios y enseaba lo referente al Seor Jesucristo con toda valenta, sin estorbo alguno (Hch 28,30-31). Por eso desde ahora se dirigir a los gentiles: 22. Lucas no ofrece ms informacin. Slo sabe que estuvo dos aos en la crcel, es decir, todo el tiempo de espera, lo que implica que los acusadores no se presentaron, el juicio no se celebr y Pablo qued libre. Era el ao 62. Que sucedi despus? 23. +La obra est dirigida a cristianos helenistas, en los aos 80, descendientes de los evangelizados por Pablo. Estaban desorientados sobre la tarea de los cristianos en el presente.+Lucas les responde: continuar el testimonio de los apstoles. Pedro dio testimonio ante los judos y terminbin, en la prisin y huyendo( bienaventurados cuando os persigan... ). Por qu Lucas termina de esta forma Hechos de los Apstoles?Es un final abierto. 24. Segn el testimonio final de Hch 28,30-31, Lc sabe que Pablo estuvo dos aos en la prisin romana. Alude, pues, a un periodo preciso y cerrado. No dice nada sobre el final: fue condenado a muerte o fue dejado en libertad. A partir de aqu todo son hiptesis: Muerte de Pablo. 25. es posible y por ello hay autores que la proponen, explicando el silencio de Lc en funcin de su teologa (cf Gnilka), pero es poco probable, pues, por una parte, no se explica el silencio de Lucas en base a su teologa, ya que es un dato importante en la apologa de Pablo, y, por otra, difcilmente pudo condenar a muerte un tribunal romano con base en los datos que ofrece Hch 26(cuestiones religiosas entre judos; tres veces se dice que es inocente),a no ser que los acusadores hayan transformado la acusacin religiosa en otra poltica.En caso de muerte, sta habra tenido lugar hacia el 62, en la cronologa larga (cf J. Becker), o el 56 en la corta (cf J. Gnilka) La hiptesis de la muerte 26. Segn el derecho romano, haba que esperar por lo menos ao y medio hasta que se presentasen los acusadores en el caso de que residiesen fuera de Roma. Este habra sido el caso: se lleg al bienio, no aparecieron los acusadores y se dej al preso en libertad. La otra hiptesis esla puesta en libertad. 27. est el testimonio de la 1 Carta de Clemente Romano, escrita en Roma entre 96-98, en la que se habla de la maldad de los celos y la envidia, motivo de la muerte de muchos, entre ellos Pedro y Pablo:A favor de esta hiptesis +Para el autor, que escribe en Roma,el confn del Occidentetiene que ser Espaa, posiblemente la provincia tarraconense, realizando as el viaje previsto en Rom 15,23-28. a causa de los celos y la discordia Pablo m